«Amor Incondicional» con Fernando Navarro

/, Entrevistas, Sin categoría/«Amor Incondicional» con Fernando Navarro

«Amor Incondicional» con Fernando Navarro

Toda nuestra conversación surgió a raíz de este tweet en el que afirmaba poseer «Amor incondicional a la estética Ramones» Y de eso, entre otras muchas cosas,  hablamos en esta entrevista con alguien que lleva ya años sintiendo, viviendo y escribiendo sobre música. Y a quien, no os lo voy a negar, » tenía muchísimas ganas».

Nuestro encuentro no fue un lugar cualquiera, fue en el Museo de la Evolución Humana, en el marco del Festival Tribu (Burgos), un evento vanguardista, multidisciplinar y dinámico realizado con mucho cariño.

Foto. Rodrigo Mena

Y quizás el entorno fue algo premonitorio de lo que luego surgiría en la charla mantenida con Fernando Navarro, en lo que vais a leer a continuación (o eso espero al menos) . Alguien que da mucho valor a la música por como esta le invita a redefinir sentimientos y emociones en una continua evolución del ser humano que se agarra fuerte de la mano a la evolución de la propia música.

Micro en mano le pregunto a este «miura» musical, por su tweet y por lo  que  supusieron los guitarreos repletos de hedonismo de los Neoyorkinos bajo este prisma que nos aporta la distancia…

// F.N Los Ramones eran una banda «underground» en Estados Unidos al principio, en el NY  de los años 70 pero aspiraban a ser los nuevos Beatles, de hecho tenían bastante admiración a lo que habían hecho en los años 60 pero bajo sus premisas musicales que eran guitarrazos, lo que definieron finalmente como Punk, música que surgió en NY y que luego se trasladó a Londres y fue Londres quien la capitalizó y que conocemos gracias a los Sex Pistols.

Eran realmente una banda underground pero terminaron convirtiéndose en América y en el mundo de la música popular, en el Pop también, en una banda referencial. Son una banda que desde el «underground» consiguieron influir a un montón de artistas, a un montón de generaciones y todavía hay muchísima gente que se mete en un sótano, donde ha aparecido este video de la canción «She´s the One» una de mis favoritas por ese estribillo sencillo, la actitud y que tiene también ese punto veraniego de la costa este de Estados Unidos y ha sido tal su influencia que todavía hay gente, jóvenes, que se meten en un sótano queriendo ser los ramones. Queriendo hacer algo tan sencillo como tocar la guitarra, tener actitud, tener estética y sin olvidar, que  posiblemente la gran estética del Rock´n Roll tal y como la conocemos ahora, procede de una banda como los Ramones.

-Has mencionado en varias ocasiones una palabra que a mucho nos encanta «actitud» . Quizás esto junto con otros elementos es lo que hay que poseer para sentir este oficio de hablar de música como si fuera el primer dia. No desgastarse y mantener esa emoción primigenia… ¿Qué es lo que te aporta esta profesión que no se encuentra en otra?

//F.N Da la magia y el misterio de la música. Siempre digo que la música es el arte de todas las disciplinas artísticas que más juega con nuestra imaginación y eso puede ser algo maravilloso. En el cine hay plano, guión… la literatura son palabras, un escenario, el teatro te sitúa también en un escenario, la pintura también te puede producir muchas sensaciones, pero la música juega con la imaginación de una manera increíble. No tienes por qué saber inglés para que una canción te transporte a una sensación, a un recuerdo, o te lleve hacia el futuro de una manera maravillosa en una cápsula del tiempo en la que te genera una ilusión. Incluso una canción en español que sí podamos entender perfectamente para ti y para mi puede tener distintos significados. La música tiene ese poder. Nuestro trabajo juega con ese arte tan abstracto como maravilloso en el que la música se nutre siempre de emociones.  Si eres una persona con cierta sensibilidad y la música ha significado algo en tu vida este trabajo lo que va a hacer al final es siempre descubrirte nuevas maneras de acercarte a esas emociones, nuevas sensaciones.

Y algo que siempre pienso. Tantos conciertos, tantos artistas etc. pero todavía siento el enorme privilegio de saber que en algún momento alguien me va a volver a cambiar la vida o a redefinir mis propias emociones porque somos personas que evolucionan, somos humanos. Todavía a día de hoy, después de tantos años trabajando en esto siento que estoy como en el primer día. Con la misma ilusión de descubrir un artista nuevo pero sobre todo con la misma ilusión de incluso lo viejo, lo que ya conozco, me puede volver a redescubrir a mi mismo. Me sigo acercando a canciones de Van Morrison, Neil Young, Dylan, Tom Waits y me he vuelto a descubrir otra vez entonces creo que jugamos con ventaja con respecto a mucha gente porque nos movemos en un entorno que nos está todo el rato hablando a nosotros mismos y nos esta hablando de la vida.

Siempre digo que lo bueno al final de la música es que puedes hablar de todo- sociedad, política, problemas sentimentales. Al final es un retrato, una banda sonora de la sociedad porque los artistas están hablando de cosas que pasan en todos los lados, en todo el mundo y que les pasa a ellos y pasa en otros lados y eso te puede permitir también hablar de muchas cosas a través de la música.

-Hablamos del Turismo Musical, de esta efervescencia que hace que ahora sean muchos los que emplean su tiempo vacacional en acudir a un festival.

// F.N. Hay una cosa que es muy positiva, que exista música en directo y que haya tantas opciones.  Yo vivo en Madrid, recuerdo ser adolescente y no ir a tantos conciertos porque no había esa posibilidad de escuchar tanta música como ahora en directo. A mi me parece positivo y que los adolescentes y jóvenes tengan muchas opciones, eso me encanta. Que los jóvenes incluyan los festivales dentro de su programación de festivales también creo que es maravilloso, para la industria, para los artistas… No verás ni un solo músico que no quiera tocar porque al final es algo que les apasiona como a nosotros nos apasiona el periodismo, pero sí que es verdad que a veces tanta saturación de cosas, a mi lo único que me preocupa es que podamos perder la perspectiva. Que olvidemos lo que es importante por lo urgente. Lo importante sigue siendo la música, descubrir bandas, conocer artistas…. que alguien te cambie un poco la vida pero a veces creemos que es más urgente la opción de sociabilizar a través de los festivales y creo que a veces lo que me preocupa con tantos festivales es que mucha gente joven a lo mejor se acerque a la música en estos eventos más para la fiesta que también es lícito,  pero no está tan pendiente de lo más importante que es la música. A veces es más importante lo que pasa fuera del escenario que lo que está dentro. // le interrumpo para preguntarle que hacemos cuando alguien que tenemos delante se da la vuelta para preguntarnos ¿Y estos quienes son?

//F.N (ríe) Pues decirle quienes son y decirle escúchalos.

-Has trabajado también en radio … ¿Qué tiene para ti ese medio?

//F.N. Yo realmente cuando me metí a periodista llegué a la conclusión siendo adolescente y estudiando la carrera que la radio era el medio más maravilloso que hay. Si hablamos de el misterio de la música, la radio también la tiene. Escuchar una voz tumbado en tu cama, o estar en el coche… La radio da una compañía que no da ningún otro medio y a mi me encanta, me sigue pareciendo el medio más cercano para alguien que le gusta la músic. Pero reconozco que donde me siento más cómodo, nunca lo llegué a pensar es escribiendo. Siento que escribiendo he conseguido alcanzar una voz interior más de expresarme que en cualquier otro medio, dicho esto también pienso que la radio es el medio más maravilloso que hay de todos.

 

Gracias Fernando, nos vemos en los conciertos…

 

 

 

 

Por | 2018-09-21T12:40:46+00:00 septiembre 21st, 2018|Destacados, Entrevistas, Sin categoría|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario